Extraer o no extraer dientes permanentes

El extraer o no piezas dentales siempre ha sido un debate en nuestra comunidad profesional. Hay facciones dentro de la ortodoncia que son dogmáticas sobre nunca extraer dientes, y hay algunas que siempre extraen dientes. En nuestra opinión, hay que tener cuidado con los extremos. Creemos que la verdad se encuentra en algún punto intermedio. La necesidad de extracciones junto con el tratamiento de ortodoncia es una decisión muy individualizada partiendo de que se debe ser conservador en la aplicación de la salud. Paradójicamente, a veces por evitar no extraer piezas permanentes, se producen otros tipos de problemas que no existían en un inicio y por ende no se aplica el principio de ser conservador.

Solo después de un examen clínico exhaustivo y un análisis cuidadoso de un conjunto completo de registros de diagnóstico de ortodoncia se puede tomar esta decisión. En resumen, las extracciones son absolutamente el curso correcto de tratamiento para algunas personas. En otros casos, deben evitarse a toda costa. Y hay inclusive otros casos donde la percepción y subjetividad del paciente son importantes. Ahí es donde entra en juego el ortodoncista. Es nuestro trabajo tomar esa decisión correctamente en función de las necesidades del tratamiento individual. Dada esa información, examinemos cuándo es más probable extraer y cuándo no..

Razones para extraer

  • El apiñamiento dental severo debido a dientes grandes para el hueso donde salieron (discrepancia diente-hueso), un problema por lo general de tipo genético, puede ser una razón común para extraer y compensar dicha discrepancia cerrando totalmente los espacios. De lo contrario, el tratar de acomodar todos los dientes en estos casos podría llevar a inclinar los dientes hacia los labios demasiado produciendo cambios no deseados en el perfil, al sellar los labios en reposo, o inclusive producir otros problemas de tipo periodontal (encías) o de inestabilidad a futuro.
  • Otra causa para extraer es una mordida que no coincide debido a una discrepancia entre la posición de la mandíbula inferior con la superior. En algunos casos cuando el problema no es de tipo esquelético severo, se pueden realizar extracciones de una, dos, o cuatro piezas para mejorar el alineamiento de los dientes y crear una mordida correcta y funcional. En circunstancias extremas se requiere de una cirugía correctiva para poder coincidir la mordida y mejorar los resultados estéticos de la ortodoncia. También pueden haber casos donde las extracciones niegan la necesidad de cirugía.·        La “protrusión” o los dientes salidos es otra razón para extraer antes de enderezarlos. Los dientes son críticos en la configuración de los labios, su posicionamiento y sello en reposo.  Los dientes frontales muy protuberantes pueden distorsionar la apariencia labial. Extraer piezas de los lados ( las premolares) nos permite reubicar los dientes frontales sobresalientes moviéndolos hacia atrás, lo que mejora la postura de los labios.
  • Alguna pieza dental con mal pronóstico que pueda estar comprometida ya sea por caries, trauma, restauraciones muy extensas o que esté anquilosada o adherida al hueso. En algunos casos es mejor extraer y con un tratamiento de ortodoncia cerrar completamente el espacio. Si esto no es posible, se puede mejorar la inclinación de las piezas adyacentes al espacio para colocar eventualmente un implante o puente. Muchas de estas piezas no necesariamente hay que extraerlas al inicio del tratamiento, si no hay infección o síntomas, podría ser preferible realizar la extracción durante o al final del tratamiento de ortodoncia. Razones para no extraer
  • Así como existen razones bien fundamentadas para extraer hay otras ocasiones donde está contraindicado. Entre las principales razones es la inclinación inicial de los dientes frontales. Si estos se encuentran hacia adentro o hacia la lengua, una posibilidad es darles una mejor inclinación hacia los labios lo cual simultáneamente abre espacio para alinear los dientes. Hay que tomar en cuenta que el perfil  depende en gran medida de la estructura de los dientes ya que éstos son responsable de soportar los tejidos blandos de la cara. Meter los dientes en exceso puede alterar el perfil negativamente.  Alternativas a la extracción dental ·       Sin duda alguna, la extracción de dientes solo se hace cuando es absolutamente necesario. Existen otras opciones comunes que pueden ayudar a resolver problemas de espacio. En niños en crecimiento se pueden utilizar otros métodos para aumentar el espacio como, por ejemplo, usar un expansor ortopédico en el arco superior, la colocación parcial de brackets por un corto tiempo o un arco lingual como mantenedor del espacio inferior en una primera fase.
  • Un leve desgaste del esmalte de cada superficie de contacto entre los incisivos  también puede ayudar a crear espacio, y lo mejor es que es imperceptible. En otros casos, principalmente en adultos, la colocación de un dispositivo temporal de anclaje (TAD por sus siglas en inglés) facilita la biomecánica del movimiento y podría ser una alternativa viable a la extracción dental.    Por último, no olvidemos los dientes de leche. Todos se pierden en un cierto orden, pero en algunos casos si esto no sucede en la secuencia correcta, o se pierde uno o varios antes de tiempo, podría ser necesario extraer otros para mantener la simetría dental. En algunas ocasiones, es necesario extraer dientes de leche para crear espacio y guiar la erupción de los dientes permanentes ayudándonos a interceptar más problemas en un futuro. Téngalo por seguro que el extraer o no piezas dentales es una decisión que no tomamos a la ligera. En Ortodoncia De La Cruz realizamos extensos exámenes para llegar a un diagnóstico certero. Con objetivos claros, esto nos lleva a un plan de tratamiento personalizado donde se exponen los pros y los contras de las extracciones para así garantizar los mejores resultados. ¡Consúltenos!

¿Se pueden volver a torcer mis dientes al finalizar el tratamiento de ortodoncia?

Es una pregunta común que nos hacen antes de iniciar el tratamiento. El cambio es una parte natural de la vida. Así como nuestros cuerpos cambian a lo largo de toda nuestra vida, nuestros dientes también cambian. No podemos asumir que los dientes se quedarán estáticos para el resto de la vida luego de un tratamiento de ortodoncia.

Existen variables que están relacionadas a la estabilidad futura de los dientes. Algunas de ellas son:

  1. La cooperación del paciente durante el tratamiento y en la fase de retención.
  2. El crecimiento craneofacial que queda por delante una vez finalizado el tratamiento.
  1. La severidad de las rotaciones, desplazamientos o separaciones de los dientes antes de iniciar el tratamiento.
  2. Qué tan complejo era el caso al inicio y edad del paciente.
  3. Si se mantienen hábitos perjudiciales de una frecuencia constante como la succión del pulgar o la respiración bucal.
  4. La calidad del tratamiento de ortodoncia; primero, con un adecuado diagnóstico y plan de tratamiento; segundo, con una biomecánica que conlleva a una posición final correcta de la mordida y los dientes en equilibrio con los huesos y los labios; tercero, el adecuado contacto entre los dientes así como el paralelismo de las correspondientes raíces.
  5. Limitaciones que por diferentes circunstancias esqueléticas o dentofaciales impiden que el caso quede al máximo de lo ideal o estable.

Entonces, después de todo esto, ¿vale la pena realizarse un tratamiento de ortodoncia? Por supuesto! Aunque suelen existir cambios, por lo general son mínimos.

Los cambios en la posición del diente son un fenómeno de por vida natural, y para maximizar la estabilidad en el resultado creado por su tratamiento de ortodoncia se deben usar retenedores. Si bien los pequeños cambios después de la conclusión del tratamiento son normales, los retenedores evitan que los dientes tiendan a volver a sus posiciones originales. Cuando se completa el tratamiento, hay un período de “asentamiento”; los dientes se ajustan al morder, masticar, tragar y hablar, acciones que ejercen fuerzas sobre sus dientes. Estos pequeños cambios en la posición del diente no son un fracaso del tratamiento de ortodoncia, sino que son un proceso natural. Sin embargo, si su retenedor no se usa según lo prescrito, se podrían producir  cambios mayores. Cambios grandes son decepcionantes para el paciente y para nosotros. Si se encuentra en retenedores, y nota un cambio no deseado en su mordida o sonrisa, o pierde un retenedor removible o daña un retenedor fijo (pegado detrás de los dientes), háganoslo saber de inmediato. En Ortodoncia De La Cruz incluimos dentro del costo dos años de visitas periódicas luego de finalizado el tratamiento para revisar los retenedores y la estabilidad.

No le dé a los dientes la oportunidad de cambiar. ¡Comprométase a usar los retenedores según lo prescrito por nosotros!. Limite los cambios indeseables!

Tiene mi hijo que esperarse hasta que salgan todos los dientes permanentes para ver a un ortodoncista?

  • Es común pensar que a hay que posponer una primera visita al ortodoncista hasta que todos los dientes permanentes de un niño estén en su lugar. Sin embargo esto podría  hacer más daño que bien. He aquí por qué: hay muchas más cosas de las que se ven a simple vista. La boca de un niño es un lugar de mucho cambio luego de los 6 años. Todo está creciendo, incluidos los huesos de la mandíbula y la cara. Alrededor de esta edad, aparecen los primeros molares permanentes detrás de las últimas muelas de leche. Adelante empiezan a cambiar los dientes frontales o incisivos. Luego de una pausa de uno a dos años, continua el cambio con las muelas en el medio de los arcos dentales:  las premolares y colmillos permanentes. Todo esto sucede en un orden predecible y particular. Hay unos niños que son mucho más rápidos para ese intercambio de dientes y otros mucho más lentos. Por lo general es parte de la variabilidad que todos tenemos. Existen circunstancias donde debido a problemas ambientales, genéticos o funcionales los mecanismos normales del desarrollo de la mordida o erupción dental no se dan adecuadamente. Los padres pueden buscar pistas. La pérdida temprana o tardía de los dientes de leche puede indicar un problema. También, dientes que no tienen campo para su erupción o salen muy rotados o desplazados de su posición normal. Otro tipo de problemas que como ortodoncistas podemos tratar para interceptar mayores problemas en el futuro pueden ser:

Mordidas cruzadas anteriores – los incisivos superiores cierran detras de los inferiores

Dientes anteriores excesivamente salidos

Mordidas cruzadas posteriores- cuando la mandíbula se desplaza hacia un lado

Asimetrías esqueléticas o dentales

Dientes extra o que hacen falta

Apiñamiento y rotaciones muy severas

Exceso de espacios

Hábitos frecuentes como chuparse el pulgar

Problemas para masticar, morder, hablar o respiración por la boca

No olvidemos también algo muy importante: niños que no les gusta sonreir donde inclusive existen problemas de autoestima. Es maravilloso ver la transformación de un niño en su personalidad conforme se va dando un cambio significativo en la apariencia de sus dientes y su boca.

Si estos problemas no se abordan hasta que un niño tenga todos sus dientes permanentes y el crecimiento esté esencialmente completo, corregir el problema puede ser más difícil o más largo de lo que podría haber sido si el tratamiento hubiera ocurrido antes.

Los  objetivos del tratamiento de ortodoncia interceptiva son muy específicos para los problemas que deben tratarse. La eficiencia y la eficacia son primordiales. Por lo general son procedimientos simples y de bajo costo. El momento oportuno del tratamiento de su hijo es crítico y se basa en sus necesidades individuales. Algunos niños pueden esperar hasta que tengan todos o la mayoría de sus dientes permanentes. En otros, los problemas de ortodoncia pueden tratarse mejor mientras haya algunos dientes de leche. No desperdiciemos esta ventana de oportunidad,  consúltenos!

Cómo Funciona la Ortodoncia: Frenillos

Un tratamiento de ortodoncia exitoso depende de tres factores: presión, tiempo y cooperación.  Los frenillos son aparatos de ortodoncia fijos que típicamente consisten de brackets, bandas y alambres.  Estos aparatos generan la presión sobre los dientes para irlos moviendo de forma gradual a su posición correcta a través del tiempo. La cooperación del paciente es necesaria para mantener los dientes limpios, evitar comer cosas que puedan despegar los brackets, limitar la ingesta de bebidas azucaradas, visitar a su odontólogo cada 3-6 meses y utilizar las ligas tal y como sean prescritas por el ortodoncista.

Los pacientes con frenillos típicamente visitan al ortodoncista cada 4 a 8 semanas, hasta que los dientes se hayan alineado de forma apropiada.  Durante estas visitas de mantenimiento, su  ortodoncista se asegura que los dientes se están moviendo de forma correcta y ajusta el tratamiento y el movimiento dental como lo considere necesario para lograr los objetivos.

El tiempo de tratamiento depende de la complejidad del caso.  Un retoque para mejorar detalles pequeños en la sonrisa podría durar unos pocos meses, mientras que un tratamiento completo, comprehensivo, incluyendo corrección de la mordida, podría durar varios años.

En el tratamiento se podrían incorporar otros aparatos o aditamentos tales como expansores del paladar, dispositivos de anclaje temporal (TAD’s) o ligas, los cuales ayudan a acelerar el proceso y a mejorar el resultado.

Una vez que los dientes han sido colocados en su posición correcta, los frenillos y otros aparatos se remueven por completo.  En ese momento, se toman moldes de los dientes para fabricar retenedores removibles y/o permanentes que los pacientes deberán utilizar para que los dientes se mantengan en su lugar a través de los años.

Los Ortodoncistas son los expertos en ortodoncia y ortopedia dento-facial.

¿Qué es Invisalign?

Invisalign es el dispositivo médico que se utiliza para enderezar  los dientes como una alternativa a los brackets o frenillos tradicionales. Los alineadores de Invisalign son transparentes  y removibles y, por lo tanto, preferido por los adultos.

¿Cualquiera puede usar Invisalign? Depende del caso. En Ortodoncia De La Cruz tenemos  una casuística considerable ya que fuimos certificados en esta tecnología desde el año 2003. A través del tiempo hemos visto de primera mano los increíbles avances y mejoras tanto en el material utilizado como en el software y biomecánica que hacen que el movimiento dental sea más eficaz y eficiente. Cada vez más podemos tratar  casos más complejos e inclusive en un tiempo menor que con brackets convencionales.

¿Qué otras ventajas tiene?

  1. Invisalign es más cómodo que los brackets metálicos convencionales. Con una impresión o escaneo muy preciso de los dientes, se crean imágenes tridimensionales de los dientes en la computadora que servirán para planificar todo el movimiento de los dientes a lo largo del plan de tratamiento. Exactamente según este plan, los alineadores de Invisalign se fabrican computarizados y a la medida totalmente personalizados a cada caso. Estos están diseñados tridimensionalmente para mover poco a poco los dientes en la dirección deseada con el tiempo. Cada alineador transparente se usa durante 7 a 10 días y luego se remplaza con el siguiente de una serie que le entregamos en cada cita.
  1. Invisalign es removible, especialmente al comer, beber, cepillarse, usar hilo dental o en cualquier otra ocasión especial. Esto le permite al paciente mantener una mayor higiene dental. Los alineadores son flexibles y no causan irritación en las encías una vez acostumbrado a su uso.
  1. De acuerdo a estudios realizados y a nuestra experiencia, hemos notado que un número importante, los casos pueden ser tratados significativamente más rápido que las personas que usan técnicas convencionales.

¿Cuáles desventajas tiene ?

  1. El tratamiento depende de la disciplina. Al contrario de los brackets convencionales pegados en los dientes donde lo único que hay que preocuparse es de la higiene y tener una dieta correcta, con los alineadores se requiere una disciplina de uso muy estricta. Con leves excepciones, o para cepillarse los dientes y comer, es necesario usar los alineadores de 20 horas al día para no perder la continuidad entre uno y otro. Dependemos de la cooperación del paciente para que el tratamiento sea exitoso. Debido a la comodidad de los alineadores, es muy raro que esto no se logre.
  1. Invisalign tiene ciertas limitaciones y podría no ser la alternativa ideal de tratamiento dependiendo de la complejidad del caso. Sin embargo, existe la posibilidad de realizar tratamientos híbridos, en que se inicia con brackets convencionales por un tiempo mucho más corto y luego se termina con Invisalign.

Durante el tratamiento con Invisalign, es esencial un seguimiento con nosotros para poder revisar el “tracking” de los dientes con los alineadores. En algunos casos, al inicio o durante el tratamiento, hay que realizar leves desgastes entre los dientes o colocar “agarraderas” o “attachments” de resina translúcida en algunos dientes para obtener un resultado más preciso en el movimiento dental.

Interesado en cambiar su sonrisa y le preocupa la comodidad y estética del tratamiento? Invisalign podría ser la solución. Consúltenos!

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com