Tiene mi hijo que esperarse hasta que salgan todos los dientes permanentes para ver a un ortodoncista?

Es común pensar que a hay que posponer una primera visita al ortodoncista hasta que todos los dientes permanentes de un niño estén en su lugar. Sin embargo esto podría  hacer más daño que bien. He aquí por qué: hay muchas más cosas de las que se ven a simple vista. La boca de un niño es un lugar de mucho cambio luego de los 6 años. Todo está creciendo, incluidos los huesos de la mandíbula y la cara. Alrededor de esta edad, aparecen los primeros molares permanentes detrás de las últimas muelitas de leche. Adelante empiezan a cambiar los dientes frontales o incisivos. Luego de una pausa de uno a dos años, continua el cambio con las muelitas en el medio de los arcos dentales:  las premolares y colmillos permanentes. Todo esto sucede en un orden predecible y particular. Hay unos niños que son mucho más rápidos para ese intercambio de dientes y otros mucho más lentos. Por lo general es parte de la variabilidad que todos tenemos. Existen circunstancias donde debido a problemas ambientales, genéticos o funcionales los mecanismos normales del desarrollo de la mordida o erupción dental no se dan adecuadamente. Los padres pueden buscar pistas. La pérdida temprana o tardía de los dientes de leche puede indicar un problema. Tambiéin, dientes que no tienen campo para su erupción o salen muy rotados o desplazados de su posición normal. Otro tipo de problemas que como ortodoncistas podemos tratar para interceptar mayores problemas en el futuro pueden ser:

Mordidas cruzadas anteriores – los incisivos superiores cierran detras de los inferiores

Dientes anteriores excesivamente salidos

Mordidas cruzadas posteriores- cuando la mandíbula se desplaza hacia un lado

Asimetrías esqueléticas o dentales

Dientes extra o que hacen falta

Apiñamiento y rotaciones muy severas

Exceso de espacios

Hábitos frecuentes como chuparse el pulgar

Problemas para masticar, morder, hablar o respiración por la boca

No olvidemos también algo muy importante: niños que no les gusta sonreir donde inclusive existen problemas de autoestima. Es maravilloso ver la transformación de un niño en su personalidad conforme se va dando un cambio significativo en la apariencia de sus dientes y su boca.

Si estos problemas no se abordan hasta que un niño tenga todos sus dientes permanentes y el crecimiento esté esencialmente completo, corregir el problema puede ser más difícil o más largo de lo que podría haber sido si el tratamiento hubiera ocurrido antes.

Los  objetivos del tratamiento de ortodoncia interceptiva son muy específicos a los problemas que deben tratarse en donde prime la eficiencia y  eficacia. Por lo general son procedimientos simples y de bajo costo. El momento oportuno del tratamiento de su hijo es crítico y se basa en sus necesidades individuales. Algunos niños pueden esperar hasta que tengan todos o la mayoría de sus dientes permanentes. En otros, los problemas de ortodoncia pueden tratarse mejor mientras haya algunos dientes de leche. No desperdiciemos esta ventana de oportunidad,  consúltenos!

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com