Todo sobre las cordales o Terceras Molares

Entre los elementos que ayudan a tener una bella sonrisa están los que tienen que ver con la forma de los dientes anteriores. El ancho y el largo de las coronas de los incisivos superiores, particularmente los dos “frontales” o centrales y los adjacentes a éstos o laterales, nos dan proporciones muy notables que dentro de rangos ideales nos resalta la estética de la sonrisa considerablemente.

Un ejemplo es esta paciente abajo que tenía sus dientes superiores muy rotados en parte por la forma trapezoide y la desproporción que tenían entre ancho y largo (1), lo cual no solo creaba unas rotaciones muy severas, sino que también  al alinearlos, afectó el contorno de sus papilas o encías entre sus dientes (2). Con un poco de ortodoncia y un recontorneo en la forma de los diente (3) para crear una proporcionalidad más harmoniosa, logramos una sonrisa más bella con sus dientes naturales (4).

1.

2.

3.

4.

En otras ocaciones es común que los laterales superiores se formen mucho más angostos y cortos proporcionalmente al tamaño de los centrales. Esto afecta la estética de la sonrisa y en la gran mayoría de los casos también la mordida. Por medio de la ortodoncia, ya sea con brackets fijos o alineadores transparentes, se pueden crear los espacios simétricos para luego agrandar de una forma restaurativa (video) los laterales a su ancho y alto adecuado y así tener una sonrisa mucho más agradable y una mordida más funcional. Consultenos!

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com